Fiesta de san juan en chuao

La fiesta de San Juan  constituye una de las manifestaciones más importantes de toda la costa central de Venezuela. En el pueblo de Chuao resalta la mítica imagen de San Juan niño, patrimonio material y espiritual de una comunidad que expresa su devoción al santo a través de versos y cantos de sirenas  cargados de simbolismo e impresionantes destrezas vocales, dando forma a  un diálogo rítmico entre el imaginario mítico y la realidad material.

Diablos Danzantes de Naiguatá

Las cofradías de diablos se introducen durante el periodo colonial, tomando forma propia y extendiéndose como manifestación de carácter popular religioso a partir de la asimilación por parte de los negros esclavizados y mulatos, siendo las cofradías de diablos una de las organizaciones más sólidas y antiguas en torno a una tradición popular en Venezuela. Esta festividad, que une el sincretismo religioso con la danza, es celebrada en la víspera del Corpus Christi y guarda un significado religioso relacionado con el dominio del bien sobre las fuerzas del mal, el pago de promesas ante el “Santísimo Sacramento”, peticiones de lluvia en tiempos de sequía, salud y éxito en las cosechas, siendo además una oportunidad para unificar lo espiritual con lo social en la festividad. Los elementos constitutivos de la identidad local expresados a través de este ritual danzado fueron el eje argumental de nuestra narración.

SONES DE NEGROS

Tamunangue

Los Sones de Negros o Tamunangue como también es conocido, es una de las expresiones mas emblemáticas y arraigadas en el pueblo larense de la región centro occidental de Venezuela. Esta representación musical y danzada está estrechamente vinculada a la devoción de San Antonio de Padua. Es por ello que todos los 13 de junio, día del santo, es celebrada de forma simultánea y colectiva por todas las agrupaciones de Negros de San Antonio o Tamunangueros de toda la región. Sin embargo, esta expresión se realiza durante todo el año en forma de pagos de promesas de familias y particulares, brindando un entorno que permite a las agrupaciones musicales, bailadoras y bailadores, tener una actividad permanente, alimentando la cohesión grupal y la solidez en las interpretaciones de una manifestación que por sus características esta siempre reinventándose.

Chimbangueles de san benito

Sur del lago de maracaibo

Más de 350 años tienen desarrollándose los rituales a San Benito de Palermo en los pueblos del sur del Lago de Maracaibo. Su complejidad musical y rico entramado organizativo hacen de los Chimbángueles una de las manifestaciones más emblemáticas de la herencia cultural afrovenezolana en el occidente del país, movilizando a devotos, promeseros, vasallos, locales y visitantes al ritmo de tambores, flautas y maracas en una impresionante fiesta colectiva.

La Familia Joropera

Joropo Central

Un retrato familiar, colectivo y cotidiano sobre el circuito de bailes de Joropo Central en los estados Miranda y Aragua. La familia joropera es una extensa red social que activa vínculos de solidaridad y deviene en originarias formas de organización con mecanismos propios de difusión y autogestión, al sonido del arpa, maraca y buche. La realidad social de estas comunidades y su constante diálogo con la metrópolis, imprime las características esenciales a dichas expresiones, llenas de poesía popular sobre la vida del campesino y su entorno.

Ritual de las turas:

Herederos del Maíz

En Moroturo, poblado de la comunidad indígena Ayamán de la región centro occidental de Venezuela, estado Lara, se realiza cada año y durante el último fin de semana de septiembre, una importante manifestación cultural agrícola, el Ritual de las Turas, celebrada desde tiempos precoloniales y que hoy en día es símbolo de identidad y resistencia expresado a través de elementos mítico religiosos de la última comunidad indígena de Lara. El Maíz es el elemento central del ritual, la elaboración de la chicha, del carato, la presentación de las ofrendas, giran en torno a este cultivo originario, que los vincula íntimamente con su herencia cultural, siendo el día de las Turas uno de las más significativos para entrar en diálogo con la espiritualidad del Maíz y sus antepasados Ayamanes.